Flor Álvarez de Toledo sigue en primera línea

Nunca te agradeceremos bastante tu capacidad de trabajo y tu entusiasmo contagioso a la hora de emprender. 


"... cuando Flor se quedó ya solo con la farmacia no se pudo resignar a que la profesión se redujera a cortar el precinto y pegarlo en la receta. Sabía que la colaboración con los médicos y las reuniones de coordinación eran cruciales para que una analítica respondiera al objetivo planteado, que cuando el médico receta aquello que puede resolver un problema, el farmacéutico debe pensar en qué puede hacer más daño al paciente. No ser mera correa de transmisión y sí parte activa en el seguimiento farmacoterapéutico..."

Accede al reportaje de Chus Neira en La Nueva España.